Una Deuda de Gratitud


Hoy afronto con quizás la oportunidad más profunda para el crecimiento que esta vida me ha dado todavía. Hoy es el día en que el hombre que he amado y en lo que he confiado más que algún otro, se casará con otra mujer, la mujer con la que me sustituyó … al instante. Estoy bien con esto? Esta es una pregunta interesante. He estado temiendo este día durante años, y mientras que yo estaba segura de que la respuesta a esa pregunta habría sido un rotundo “¡NO!”, estoy gratamente sorprendida y complacida de informarles que la verdadera respuesta es “a mí no me importa.”

Es cierto que este hombre me engañó, que me mintió y que traicionó a todas las promesas que me había hecho. Es cierto que este hombre me destrozó, en el sentido más profundo de la palabra. Y, sin embargo mientras escribo esto me recuerda que el otro día una querida amiga mía me habló de un poema que había escrito llamada “Roto Abierto”, un poema que describe la forma en que es necesario rompernos abiertos, para que podemos  experimentar, más plenamente, el amor y la vida. Hay tanta verdad en eso.

Yo me recuerda aun más de la carta de la Torre en el Tarot. Esta es una carta que en la superficie es de destrucción total, de ruina, de caída completa. La carta en sí muestra la caída de una torre de un castillo, cayendo en llamas ardientes. Y mientras que esta carta es a menudo temido, en realidad es una carta poderosa de la transformación. Aunque hay varias interpretaciones, el tema central de lo que la carta de la Torre representa en realidad es la vida de uno deconstruyendo sí mismo, el alejamiento de lo que no sirve, y el quemarse hasta nuestro núcleo; y por quemarse a nada más que los escombros, lo que equivale a nuestra verdadera esencia, esa esencia es purificada por el fuego, lo que permite que uno comienza de nuevo y reconstruye la vida, de un borrón y cuenta nueva. Y así me doy cuenta que yo habiendo sido destrozada por este hombre era parte de un proceso mayor, un proceso de eliminación de las partes desalineadas de mi vida. Esta fue una experiencia, tan doloroso y que altera la vida como lo fue, a través de la cual tenía que caminar.

En 2008, mientras que estaba en la profundidad de mi dolor, yo estaba en Sedona, Arizona, buscando desesperadamente la curación de esta herida profunda. Me encontré con un sanador que me dijo algo que nunca olvidaré. Me dijo que tenía las cartas de un “sanador”, pero que eran cartas que rara vez vio a alguien de mi edad, y que más bien eran las cartas más típicas de una mujer de 80 años. Él me dijo: “Jeannie ya has aguantado mucho en tu vida. Esto es por una razón. Tu eres la sanadora herida siendo sanada. Tu estás destinado a caminar a través de su propia curación para que pueda ayudar a otros con las suyas.” Escalofríos vino sobre mí cuando pronunció esas palabras, como no había sonado nunca tan cierto para mí. Yo sabía que estaba en el camino de la sanadora.

Ahora, tres años más tarde y después de años de cuidadoso auto-reflexión, de arduo trabajo emocional y crecimiento personal profundo, mi intuición y mi orientación superior me han guiado para convertirme en escritora, para compartir mis historias desde el corazón en la esperanza de que podría ayudar a otros. Mientras recibo cientos de correos electrónicos y mensajes, de gente de todas las edades, por todas partes del mundo, diciendome que mi escritura les ha traído la curación, me siento muy emocionada más allá de las palabras. Me siento conmovida hasta mi núcleo, sabiendo que estoy en mi camino del destino, que he sido llamada a cumplir un propósito más elevado para ayudar a la gente.

Y aunque lo que yo pasé con este hombre me destrozó a mi núcleo, mientras que me penetró a un nivel celular, ya sé que solo puedo deberle a él una deuda de gratitud; por varias razones. Si no hubiera por él, no me habría mudado a través del país a California, lo que es mi verdadero hogar; no habría descubierto el yoga de Anusara, lo que me ha cambiado la vida; pero la tercera rázon es la más significativa: Por si sus acciones no me habían destrozado a mi núcleo, no me habría pasado por mi “noche oscura de la alma“, no habría tenido un despertar espiritual muy poderoso y no estuviara dirigiendoles a Uds. en este momento, desde el asiento de mi destino. Así que hoy, en el día de su boda, le envío luz, amor y gratitud.

Este post está dedicado a todas las almas que están sufriendo de un corazón roto. Abracen al dolor, caminen a través de ello y dejen que se les transforme.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El Amor, El Viaje de la Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Una Deuda de Gratitud

  1. danny torres , de los teques VENEZUELA dijo:

    Estoy leyendo y tu historia es como si la hubiera escrito yo , es la misma . y aunque en estos momento me siento muy optimista con mi vida quisiera de corazon que se me borre de mente ese hombre que ame ,y a veces siento que me tortura el recuerdo y entiendo punto por punto tal cual esa vivencia tuya ….

  2. Evelyn dijo:

    …”Tu eres la sanadora herida siendo sanada”….

  3. ldduranp dijo:

    El misterio de la vida…personas tan lejanas y de diveridad tan amplia, unidas en un mismo dolor, gracias por compartir y por ayudar a sanar mis propias heridaSs
    Namaste.

  4. siempre es interesante leerte..
    gracias

  5. Liliana dijo:

    Bueno, muchas gracias. Aunque te confieso que el dolor para mi hasta ahora comienza, se muy dentro de mi que es por algo, una razón que todavía no logro entender. Solo espero tener la fortaleza necesaria para superarlo. De nuevo gracias

  6. Quisiera decir que ya estoy sanada………….por un hombre yo también estoy en ese camino………..namasté gracias.

  7. Patricia Bujes dijo:

    Querida:
    he comprendido que para cada uno de nosotros existe un plan de vida que conocemos antes de encarnar y del cual nos olvidamos al nacer… Todas las experiencias son para aprender las lecciones que necesitamos para evolucionar… no hay nada que nos pueda quebrar ya que no se nos presentarán pruebas que no seamos capaces de saltar… y efectivamente (aunque nos cueste comprenderlo y a mi me costó muhcísimo porque en mi caso sufría por mis hijos) aquellos que supuestamente mas “mal” nos hacen son quienes se prestan al juego para que aprendamos y saldemos nuestros karmas…
    Asi es que no hay nada porque sufrir en estricto rigor…nada en el Universo es al azar . Y como dice mi Maestro Arnau Sarrá (en esta vida se llama así) DIos no se equivoca.

    un abrazo de luz en la luz con Infinitas Bendiciones

  8. Rosario Helena García Moreno dijo:

    Por el amor que le tuviste lo podrás perdonar… yo pasé por la misma situación hace 23 años,él se casó con otra, el dolor fue muy grande, casi conocí el infierno….Pasaron 5 años y me casé con un hombre muy bueno pero vino la crisis y con ella el divorcio… Y que crees? Ese hombre que yo describo como el amor de mi vida volvio en el momento en que más necesitaba un amigo, a él tampoco le había funcionado su matrimonio y estaba en el proceso de su divorcio también. Hoy día estamos de nuevo juntos, nos estamos dando una nueva oportunidad, el amor es más grande que hace 25 años cuando fuimos novios en la universidad.Yo creo que los dos necesitábamos crecer en muchos aspectos de nuestra vida pero no juntos, nuestro momento es éste, ahora !!! El amor es la llave del perdón.Dios no se equivoca.

    • Hola Rosario, no sabes cuanto tus palabras me ayudan. Yo también conocí el infierno, fue verdaderamente mi noche oscura del alma. Te echo de menos a este hombre cada día, todavía, después de años. Fue el mejor amigo que he tenido en la vida. Rezo siempre que algún día va a regresar a mi vida, de alguna manera. Yo siempre he sentido que volverá a estar en mi vida algún día, y por ahora estoy tratando de confiar en el Universo, para confiar en que hay una razón para todo que pasa! Muchas gracias por tus palabras lindas, y para recordarme que tengo que tener fé!

  9. Mariale dijo:

    Sin comentarios….

  10. Ana dijo:

    Nunca me he sentido tan identificada con alguien tanto como contigo…es como si al leer todo lo que has pasado este recreando mi propia vida, mis propias experiencia, todo es tan similar…y hasta las sensaciones de que si esto no me hubiera tocado vivir, no estaría aqui, siendo lo que soy y es lo mejor que me pudo haber pasado….también estoy segura que después de ese dolor y esa purificación…me toca el premio, solo tengo que esperar…esperar mi turno de ser feliz, desde otro ambito, desde el que realmente, sé es FELIZ!
    Gracias por que me has hecho dar cuenta de cosas, que aunque estan ahí, no las veo claras a veces, hasta que alguien te las muestra…

  11. Pingback: Abrace al Viaje | Despertando a la Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s